DÍA INTERNACIONAL DEL CEREBRO

La actividad física, el movimiento, ya sea en el deporte o en otra actividad donde juegan un papel muy importante las extremidades, ayudan a una correcta circulación en venas y arterias con el consiguiente beneficio sobre el corazón y el cerebro.

La misión esencial del corazón se centra en conservar viva una masa blanca, caliente compuesta de millones de neuronas, que ocupan la parte superior del cráneo que llamamos CEREBRO.

Cómo interviene happylegs en el cerebro

Recientes estudios han observado cómo los pacientes sometidos a tratamientos con happylegs mejoran de forma notable sus cifras de glucosa en sangre, llegando a reducir la medicación.

Esta mejoría observada sería mayor si el tiempo dedicado al funcionamiento del Happylegs fuese mayor, ya que carece de efectos secundarios y hay una correlación clara entre frecuencia y tiempo de uso y beneficios clínicos para el usuario.

El sedentarismo, bien sea por unos motivos u otros, conducen a un riesgo sanguíneo incluido el cerebro.

Promover la movilidad en extremidades inferiores como lo hace happylegs, mejora la circulación sanguínea con muchos beneficios para el organismo.

Mejor oxigenación de los tejidos a cualquier nivel de nuestro cuerpo va a determinar una mejor función celular y un retraso en el envejecimiento, lo que se traduce en una mayor calidad de vida.

TU CORAZÓN Y TU CEREBRO LO AGRADECERÁN.

EL Alzheimer, una enfermedad muy presente

No solo lo sufre la persona afectada. Detrás de cada diagnóstico, de cada persona que pierde poco a poco sus recuerdos, hay otras historias.

Cuidar de un familiar con Alzheimer requiere de una dedicación constante, una gran fortaleza emocional y mucho afecto y empatía. 

Las horas sin dormir, el desconcierto, la superación de centenares de barreras y el sentir cómo avanza la enfermedad día tras día tienen un impacto en el bienestar emocional y físico de las personas cuidadoras. Por ello Happylegs ofrece un descuento en toda la web del 10% para poder superar el día a día y sentir que puedes ayudar a quien lo necesita: a los pacientes y a sus cuidadores, que también tienen que cuidarse.  

Cuidar a quien cuida también es hacer frente al Alzheimer.

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00