Seleccionar página

Seguro que ya has visto centros comerciales repletos de decoración, corazones por aquí, corazones por allá… Sin duda, los corazones son un claro signo del esperado 14 de febrero, pero no podemos olvidar que el corazón más importante de todos es el nuestro.

El amor, el gran compañero de nuestro corazón

¿Ya has pensado cómo celebrar el día de San Valentín? Como ya sabrás, San Valentín es un momento en el que celebramos el amor y la afectividad.

Lo más interesante de este día es que expresar afecto a alguien y viceversa tiene un gran impacto positivo en la salud cardiovascular. Por ello, ¡el amor es un gran protector de nuestro corazón!

Estar enamorado y, por ende, feliz, te ayudará a reducir tus niveles de estrés y de ansiedad y  aumentará tus niveles de dopamina, la “hormona de la felicidad”, claves para mantener tu cuerpo y mente sanos.

A continuación, y aprovechando el día del amor, te damos unas ideas para cuidar de tu corazón también en San Valentín.

Corazón sano, corazón feliz

El amor de tu vida sabrá lo que te gusta y cómo sorprenderte, pero hacerlo de una manera saludable puede ser una opción perfecta. Un ejemplo, ¡cuidando tu alimentación!

Organizar una comida, un brunch o una cena inesperada en casa, son grandes opciones. ¡Reinventa tus platos y experimenta con otros sabores! Si no tienes mucho tiempo, puedes reservar en un restaurante y elegir las opciones más adecuadas y beneficiosas para tu salud.

Tiempo de calidad

El tiempo es lo más valioso que tenemos, por lo que, al aprovecharlo realizando ejercicio físico, estarás exprimiendo al completo este gran tesoro.

Dar un paseo con un amigo o con tu pareja es recomendable durante todo el año, pero esta semana puede ser tu momento de desconexión y un buen momento para empezar a cuidar tu corazón. Aprovecha la excusa de “la semana de San Valentín” para hacer ejercicio junto a tu pareja, ¡podéis descubrir grandes cosas que no sabíais el uno del otro!

Sé feliz

La semana del amor tiene que llevarte al optimismo, tengas pareja o no, evita la negatividad, repartir amor y sonrisas a tu alrededor, harán que también recibas lo mismo. 🙂

No te olvides de decirle a tus familiares, pareja y amigos que les quieres y te preocupas por ellos. Ser buena persona y hacer feliz a tu entorno, reducirá tu estrés y aumentará la felicidad en tu vida.

Hablar de los problemas con alguien, salir con un grupo de amigos para liberar la tensión, organizar un encuentro en casa, o, simplemente estar en compañía, puede ayudar a reducir las emociones negativas.

Todos estos aspectos practicados con regularidad tienen beneficios para tu corazón.

Un regalo de corazón

Si estás buscando un regalo perfecto para este San Valentín, cuidar de los que más quieres es el detalle más bonito de todos.

Regalando Happylegs, estarás cuidando del corazón de tu ser querido. Y, es que, los beneficios de nuestras máquinas están clínicamente comprobados. No lo dudes, este San Valentín, cuida de tu corazón más que nunca.

¿A qué esperas para empezar a mimar de tu corazón? Encuentra ya tu Happylegs perfecto.

Comparte!