Seleccionar página

Cuando llegan las bajas temperaturas, siempre vienen acompañadas de un interrogante, ¿el frío empeora la circulación sanguínea? A decir verdad, en la época de invierno tendemos a comer más, a movernos menosy a que repercuta en nuestra circulación. Te contamos cómo el frío afecta a tu sistema sanguíneo y cómo actuar.

¿El frío y la circulación están relacionados?

El frío afecta a nuestra circulación porque cuando el cuerpo se expone a bajas temperaturas tiende a la vasoconstricción periférica. Es decir, nuestros tejidos reciben menos oxígeno.

Esto ocurre debido a que cuando hace frío, aunque nuestra cantidad de sangre no varía, se reduce el tamaño de la vascularización periférica y, consecutivamente, se aumenta la cantidad de sangre a nivel central. 

Para explicarlo de manera menos técnica, con el frío nuestro cuerpo destina la sangre a mantener la temperatura de las zonas importantes, como el corazón, intestino, el hígado…

¿Por qué los pies y las manos están fríos en invierno?

Precisamente, como cuando hace frío nuestro cerebro es inteligente y envía la sangre a calentar las zonas más importantes, otras zonas del cuerpo como es el caso de las manos, las orejas, la nariz… se ven afectadas por una vasoconstricción (se reduce el tamaño de los vasos, por lo que los tejidos reciben menos oxígeno).

El hecho de tener los pies y las manos frías continuamente no tiene por qué significar un problema de salud. La razón principal de su temperatura es que no hay un suministro suficiente de sangre tibia fluyendo por las extremidades.

¿Por qué tenemos las manos frías en invierno?

El frío no es peligroso para las personas sanas

De este modo, el peligro real del frío en la circulación aparece en las personas con problemas cardiovasculares. La gente que tiene problemas vasculares como la diabetes o trombos, cuentan con un riesgo mucho mayor de sufrir una isquemia (un aporte insuficiente de oxígeno y nutrientes a un tejido). 

Regular la temperatura del cuerpo con una buena circulación

Una de las principales soluciones para evitar los peligros del frío en la circulación de las personas consiste en mantener la circulación periférica correcta. Por ejemplo, mediante ejercicios cardiovasculares como cuando usas Happylegs.

La buena circulación sanguínea es un factor vital para regular la temperatura del cuerpo y viceversa. Cuando la sangre no circula bien, muchas partes del cuerpo se enfrían, pero con buenos hábitos, realizando ejercicio y bebiendo agua, podrás combatir el frío y su influencia en tu circulación.

Happylegs te ayuda a que el frío no afecte a tu circulación

Happylegs es un ejercitador automático, con beneficios clínicamente demostrados, que aporta a tu circulación y salud todos los beneficios de la gimnasia pasiva. Es decir, nuestra máquina ¡te ayudará a mantener tu circulación periférica correcta! Te explicamos cómo:

Mueve tus piernas, activa tu circulación

  • Mejora la circulación gracias al movimiento de los músculos de tus piernas. Así, previene la aparición de enfermedades vasculares como varices y trombosis.
  • Fortalece y tonifica los músculos de tus piernas.
  • Combate el sedentarismo. Aprovecha todos los momentos que estés sentado para mover tus piernas de manera pasiva.
  • 1.30 h utilizando Happylegs equivale a 1h andando.
  • Cada minuto usando Happylegs se gastan 5 calorías.
  • No existen efectos secundarios de ningún tipo, ni riesgo en su uso.

¡Prevé los problemas circulatorios generados por las bajas temperaturas!

Mueve tus piernas mientras estás sentado y ayuda a tu circulación y a tu corazón a estar lo más sanos posible.

Ahora ya lo sabes:

Quien mueve las piernas, mueve el corazón con Happylegs 💙.

Comparte!