Seleccionar página

Todo buen producto requiere de una mejora continua. ¿Qué quiere decir esto? Que siempre hay que pensar que nuestro producto se puede mejorar para seguir trabajando con intensidad en su progreso.

En nuestro equipo de Happylegs tratamos siempre de mejorar para seguir ayudando al mayor número de personas pensando en su bienestar y salud. Es por ello, que Happylegs ha ido evolucionando a lo largo de los años hasta convertirse en lo que hoy estamos muy orgullosos, la máquina de mayor calidad de gimnasia pasiva que mejora la vida de muchas personas y la única fabricada en España.

Los comienzos de Happylegs

Todo comenzó con el afán por mejorar la vida de las personas del inventor Jose Luis Gálvez Campos quien diseñó y comercializó en 2002 la primera máquina de andar sentado, Happylegs. Después de 18 años, su filosofía sigue siendo la misma que la de hoy; cuidar la salud y el bienestar de las personas.

Para hacer un buen diseño de la máquina, se realizaron varias pruebas analizando diferentes movimientos que pudieran ayudar a reactivar saludablemente la circulación de las piernas. Un ejemplo de movimiento que analizamos fue el que se realiza con una máquina de coser, pero enseguida se descartó al ver que producía molestias en el talón de Aquiles. Finalmente, y tras varias pruebas, verificamos que el movimiento más beneficioso para las piernas era el que imitaba el movimiento que realizan las piernas al caminar.

El diseño de la primera máquina Happylegs era de un azul oscuro y contaba con un transformador de solo dos velocidades de 9V a 12V, que simulaban el movimiento que hacen las piernas al andar.

Primera máquina Happylegs en azul oscuro

Con el paso de los años, Happylegs ha ido evolucionado y mejorando varias de sus prestaciones de la siguiente manera:

Evolución de Happylegs

Incremento en las velocidades del transformador

Lo que empezó siendo una máquina con un transformador grande de dos velocidades no tardó en cambiar para añadirse una más, quedando tres velocidades de 7,5V- 9V-12V. En 2015, se incrementó el voltaje a 9V-12V-15V, y con él las velocidades.

Actualmente, en 2020, se ha incrementado el número de velocidades hasta 16 para que nuestros usuarios puedan escoger la que más se adapta a sus necesidades e ir aumentando y disminuyendo la velocidad conforme quieran. El voltaje de las velocidades va desde 7V hasta 15V creciendo en intervalos de 0,5V, es decir, 7V-7,5V-8V,…-14,5V-15V.

Mejora ergonómica con el nuevo mando a distancia

Al principio Happylegs contaba con un mando a distancia solo para encender y apagar la máquina. Sin embargo, no se podía cambiar de velocidad con este, había que agacharse y hacerlo desde la máquina si querías subir o bajar de velocidad.

Con el paso de los años, nos dimos cuenta de que al haber incrementado el número de velocidades de 3 a 16 era necesario diseñar un nuevo mando con el que, además de encender y apagar la máquina, se pudiese cambiar de velocidad para mejorar la comodidad de nuestros usuarios. Y así lo hicimos, la máquina Happylegs cuenta con el mando a distancia para encender, apagar o cambiar de velocidad.

Nuevo mando a distancia Happylegs

Durante un tiempo, seguiremos disponiendo del mando antiguo que solo enciende y apaga la máquina para todos aquellos que ya dispongan de un Happylegs y quieran adaptarlo al transformador.

Una máquina silenciosa

Happylegs se ha ido mejorando desde sus inicios para conseguir una máquina lo más silenciosa posible; desde los materiales del motor hasta todas las piezas que componen el conjunto de la máquina.

Hemos realizado varios estudios que nos han ayudado a mejorar los mecanismos internos de la máquina, lo que ha conseguido que sea la máquina de ejercicio pasivo más silenciosa que hay en el mercado con 36 decibelios frente a otras máquinas que producen ruido de hasta 50-60 decibelios. Por ello, Happylegs se puede usar en una oficina o en cualquier otro lugar sin llegar a producir contaminación acústica.

Variedad en la gama de colores

En un comienzo, Happylegs solo estaba disponible en un color azul oscuro. A lo largo de los años, ha ido pasando por diversas gamas de color azul hasta llegar al azul actual. Luego introdujimos el color blanco y finalmente, el año pasado, salió en color rojo.

En sus inicios estuvo disponible en un tono beige del que ya no disponemos. Actualmente, Happylegs está disponible en tres colores; azul, blanco y rojo.

Los tres colores de la gama Happylegs

Happylegs cuenta con el reconocimiento de expertos

Desde siempre, nuestra filosofía ha sido mejorar la calidad de vida de las personas cuidando de su salud y bienestar y nos complace afirmar que con Happylegs lo estamos consiguiendo.

Son varios los médicos y especialistas que afirman que Happylegs mejora la vida de las personas gracias a los múltiples beneficios que ofrece su movimiento automático. A diferencia de otras máquinas que hay en el mercado, Happylegs no tiene contraindicaciones ni efectos secundarios en tu salud, cuenta con informes médicos de especialistas que lo verifican.

Al imitar el movimiento de andar, fortalece las piernas, reactiva la circulación sanguínea, disminuye la aparición de trombosis, elimina la inflamación y pesadez de las piernas y tobillos… Dos horas y media usando Happylegs equivalen a una hora caminando.

Ejercitador pasivo Happylegs

Da igual la edad que tengas, Happylegs es idóneo para cualquier edad y condición física. ¡Pruébalo y siente todos sus beneficios!

Comparte!