Seleccionar página

El peligro de las máquinas vibratorias

Recientemente están volviendo a aparecer las máquinas vibratorias que pueden ser un riesgo para tu salud. Tras haber quedado desbancadas hace 10 años, reinciden en el intento de hacerse un hueco en el mundo de la salud, no te dejes engañar.

Estos dispositivos venden distintas ventajas como la eliminación de la celulitis, la mejora de la circulación sanguínea o la flexibilidad… Pero, ¿qué esconden en realidad? Descubre los daños que pueden ocasionar las máquinas vibratorias en tu salud.

Peligros de las máquinas vibratorias

Existen algunos estudios de los posibles beneficios de las máquinas vibratorias, pero todos ellos van acompañados de contradicciones y riesgos que pueden ocasionar en tu salud.

Entonces, ¿qué tipo de fiabilidad tiene un producto en el que los daños son de mayor magnitud que esos posibles beneficios que pueden producir? Tened mucho cuidado.

Ante esta realidad, es muy importante tener en cuenta las contradicciones del uso de este tipo de mecanismos ya que pueden ocasionar problemas de salud. Estos perjuicios se acentúan en aquellas personas que padecen algún problema de salud o que aglutinan determinadas condiciones.

Perfiles que tienen prohibido su uso

Te enumeramos algunos de estos perfiles: embarazadas; pacientes con trombosis venosa profunda aguda; enfermedades cardio-vasculares; portadores de marcapasos y desfibriladores; pacientes con implantables; heridas o cirugías recientes; hernias agudas; discopatía espondilólisis; epilepsia; infecciones recientes; migrañas; cáncer o tumores; problemas neurológicos; prótesis de cadera o rodilla; implantes de articulaciones; embolia pulmonar; problemas de retina; con estrés; varices

Es de especial importancia destacar que la principal contraindicación de las plataformas vibratorias es su peligro ante la trombosis. Las máquinas de vibración están contraindicadas en aquellas personas con un bombeo venoso insuficiente que es el origen muchas veces de una trombosis. En resumidas cuentas, aquellas personas que tengan insuficiencia o problemas en el retorno sanguíneo no deben utilizar estos sistemas que pueden degenerar en una trombosis para el enfermo.

Ante el gran número de pacientes para los que no está recomendado su uso, nosotros nos planteamos… ¿a quién van destinadas estas máquinas? Son únicamente un engaño más con el que atosigan al mercado de la salud. Y eso es algo con lo que no se juega.

Este tipo de máquinas suele ir acompañado por un listado de precauciones, que son en realidad contraindicaciones y peligros serios para tu salud. De esta forma, en ninguna circunstancia una embarazada o una persona que padece cáncer, por poner dos ejemplos, deben utilizarla.

Además, entre sus efectos secundarios se encuentran los mareos, dolores musculares o lesiones.

¿Qué daños provocan en tu cuerpo las máquinas vibratorias?

En el momento en el que el usuario utiliza esta plataforma para su entrenamiento, la vibración es su trabajo principal. De esta forma, dichas máquinas realizan un movimiento en el organismo que llega a ser excesivo.  

Aquellas personas que hemos citado anteriormente, entre otras, no pueden utilizarla ya que este tipo de movimiento puede empeorar la situación de su salud. Se trata también de un movimiento artificial para tu cuerpo que puede afectar a tu organismo.

Así, son aparatos de gimnasia que estimulan el cuerpo mediante vibraciones continuas de diferente intensidad. No debes confundirlas con los equipos de gimnasia pasiva, como nuestras máquinas de andar sentado, o de electroestimulación, ya que tienen principios de funcionamiento y tecnologías muy distintas.

La vibración es un movimiento oscilatorio. El cuerpo completo sufre las vibraciones cuando está sobre una superficie vibrante (por ejemplo, en las máquinas vibratorias). A la hora de subirte a una plataforma vibratoria debes contar con el consentimiento y el seguimiento de un profesional. 

El uso desmedido y descontrolado de las máquinas vibratorias puede ocasionar:

  • Malestar
  • Interferencia con la actividad
  • Alteraciones de las funciones fisiológicas
  • Alteraciones neuromusculares
  • Alteraciones cardiovasculares, respiratorias, endocrinas y metabólicas
  • Alteraciones sensoriales y del sistema nervioso central
  • Efectos a largo plazo: Riesgo para la salud de la columna vertebral

Beneficios del ejercicio pasivo de Happylegs frente los daños producidos por la vibración:

En resumen. No puedes subirte a las máquinas vibratorias si presentas alguna de las condiciones anteriormente enumeradas. O, si no perteneces a ninguno de los grupos citados, debes tener siempre cuidado del tiempo y de la intensidad del ejercicio.

Además de estos parámetros, el uso de estas máquinas siempre debe estar supervisado. Un claro ejemplo se da en los gimnasios, donde los usuarios deben contar con la supervisión de un entrenador cuando desean utilizar este tipo de máquinas.

Como ya hemos explicado, una buena herramienta de salud no debería contar con la posibilidad de generar perjuicios en la persona. Y aquí es donde Happylegs os puede ayudar. Nuestras máquinas están  premiadas como mejor invento en USA y concebidas para que dure muchos años.

Su funcionamiento es fácil, práctico y efectivo. Las máquinas de andar sentado de Happylegs consisten en un movimiento físico y mecánico, además de pasivo y natural para el cuerpo. Todas estas características generan una multitud de beneficios para tu salud: estimula la circulación sanguínea, tonifica los músculos de las piernas, te ayuda a prevenir la trombosis, mejora tu ergonomía, previene la aparición de varices

Además, debemos destacar que nuestras máquinas no cuentan con ningún tipo de contraindicaciones ni efectos secundarios frente a estas plataformas que sí los tienen. Nuestros sistemas cumplen a la perfección nuestra filosofía de ayudar a tu salud sin tener miedo de los peligros que te puedan causar.

Compruébalo tu mismo

Frente a las máquinas vibratorias que únicamente reúnen peligros para tu salud, Happylegs reúne 3 informes médicos, de 3 especialidades diferentes: flebólogo, cardiólogo y médico general. Mediante ellos demostramos de manera científica no sólo cómo no tienen efectos adversos, sino también todos sus beneficios. A su vez, los aparatos de vibración no presumen de ninguna certificación médica y están llenos de contraindicaciones.

Para demostráoslo, os invitamos a que lo comparéis vosotros mismos. No os vamos a pedir que os compréis una máquina de cada tipo, como es lógico. Simplemente haced estas búsquedas en Google: “contradicciones de las maquinas vibratorias” y después, “contradicciones de la gimnasia pasiva”. Infórmate y descubre en multitud de estudios los riegos y daños de las máquinas vibratorias.

De esta forma, veréis el gran peligro que esconden estas máquinas frente a nuestro sistema de gimnasia pasiva del que no encontraréis contradicciones y que te podrá cambiar la vida a mejor y sin temores.

Con nuestras máquinas de andar sentado, mueves las piernas para mover el corazón sin ningún tipo de riesgo, y, eso, es lo más importante.

Comparte!